SOBRE BELCEBÚ - ORAGE
21 de febrero de 1927

Existe un esfuerzo en el Libro para que veamos a la especie humana como uno lo haría con cualquier otra especie animal. Como si uno leyera un libro acerca del perro, su naturaleza y enfermedades, su parte histórica, fisiológica, etc.
El comienzo de la Razón Objetiva.
Luego habla sobre la Razón Divina, o sea, la mente contemplando a la especie humana y observando en qué medida tiene plenitud o falla en realizar la plenitud de sus funciones, la función del ser en relación a su uso. Es necesario comprender el propósito antes de que podamos decir si el ser esta o no realizando la plenitud de sus funciones, con respecto a su utilidad.
Estudiar las especies para hacer ciertas declaraciones aplicables a todos los seres humanos, de todos los tiempos, sean positivas o negativas. Tal estudio ha siempre demostrado características lamentables, incluso para la razón humana. Estas serían interpretadas por
1- un observador religioso como Pecado;
2- por el filósofo, como estupidez;
3- por el sociólogo como debido a un medio exterior desfavorable.
Nosotros hacemos o conocemos cuales son las condiciones que acompañan el final de las especies extintas, como por ej. el mastodonte. Quizás el planeta ya no le ofrecía condiciones favorables. Quizás esto sea verdad también para la especie humana. Agregamos un estudio personal: cada individuo encuentra que se ha comportado en forma tonta, estúpida o incluso locamente. El filósofo meramente lo nota y dice: “el hombre es incivilizado e incivilizable.” El religioso es impulsado a tratar con esto y trata de efectuar un cambio. El gran religioso está convencido de que el mundo es lo que es, pero no está aún convencido, de que no puede ser cambiado. ¿Puede comprender empáticamente su actitud con respecto a este problema, sus esfuerzos para encontrar los métodos apropiados, etc.?
Pregunta: ¿Para qué el hombre existe?
Respuesta: Para lograr dentro de sí mismo la Razón o Conciencia Objetiva. La mitad de nuestro tiempo debería ser pasado ponderando como vivir a la luz de la Razón obtenida.
El capítulo precedente tenía que ver con los peligros de un esfuerzo prematuro de mejoramiento. Hasta que un largo proceso de auto-investigación no haya sido atravesado, el intento de mejorar puede producir un subsiguiente defecto, mientras estamos removiendo el defecto en cuestión. Un animal es lo que puede ser. No tiene obligación, pero el hombre está bajo la obligación de desarrollar sus potencialidades, las que aún no han sido realizadas.
El auto-mejoramiento es una reestructuración de los tres centros, un reordenamiento de lo que ya existe.
El auto-perfeccionamiento es la realización de las potencialidades que todavía no fueron desarrolladas.
El joven pariente de B. no es el único de su tribu que vive en la Atlántida. Los otros no interfirieron en forma directa. (Quizás ellos estaban enseñando el Método). Ello podrían haber estado intentando elevar la frecuencia de las vibraciones, pues el mantenimiento de una tasa elevada de vibraciones es la forma más efectiva de causar un cambio.
Nuestra civilización no está construida sobre las civilizaciones precedentes. La ciencia es en realidad una repetición, aunque se piense que las cosas han sido descubiertas por primera vez. Lo encontraremos varias veces en el Libro (sea verdad o no) que al menos en dos civilizaciones precedentes en la historia humana, la invención de la electricidad fue llevada a niveles tan altos como los actuales. G. dice haber tomado parte en una expedición que exploraba el desierto de Gobi. Allí veinte yardas bajo la superficie, se toparon con los vestigios de una ciudad, debajo otra, y otra más aún, de las cuales, las tribus actuales no conservaban una tradición ni nombres para ellas; y esto se ve en Egipto también. La Atlántida es tomada como punto de partida del hombre, no porque empezara de esa forma, sino como el comienzo de los seres tricerebrados. Los seres previos tenían la forma pero la octava del aire aún no había sido desarrollada. Asumimos la misma inteligencia en los griegos y los romanos como en nosotros, pero ellos se dedicaban al arte, la filosofía, las matemáticas, mientras que nosotros nos dedicamos a la mecánica. Es improbable que la Escuela Pitagórica sea inferior a la moderna. Euclides era como un manual para los principiantes.
Nuestras dos desventajas: Nuestra civilización no se apoya en los hombros de las pasadas civilizaciones y nuestra vida es demasiado corta para alcanzar la Conciencia, incluso para alcanzar la clase de conciencia que podemos concebir. Comenzamos comparativamente tarde, y podemos estimar que el trabajo debería tomar varias centurias. Considerado a sangre fría, realmente no importa mientras empecemos, pero podría ser importante con respecto a diferentes motivos. ¿Por qué la vida es tan corta? ¿Por qué no tenemos una vida normal que dure 300 o 400 años? La respuesta depende de dos cuestiones:
a- del tiempo
b- de los tres centros
Con respecto a la última cuestión, nosotros somos como un reloj que funciona con tres cuerdas: que varían de acuerdo a la herencia y al medio exterior temprano, pero las tres cuerdas del reloj están hechas para funcionar 2 o 3 siglos al menos. ¿Qué es lo que evita que esto suceda? El “regulador” no está operando adecuadamente. ¿Cuál es este regulador? El esfuerzo para llegar a la auto-conciencia. Este esfuerzo debería comenzar a la edad responsable (17 o 18 años) y automáticamente garantizaría que el organismo viva durante esos siglos. G. ha escrito sobre varias personas que el conoció, quienes habían encontrado estas ideas en la niñez y las habían aprovechado.
P.: ¿A qué llamamos Tiempo?
R.: A la duración del resorte o cuerda del reloj que está en estado enrollado.
Estamos familiarizados con las diferencias de tiempo entre el estado dormido y cuando estamos despiertos. O con la experiencia de un hombre cuya cabeza ha sido hundida en un bol de agua. ¿Cuál es la naturaleza del Tiempo en el sueño? ¿Cuál es la relación entre las experiencias intensas y la ausencia de conciencia del paso del tiempo? ¿O su opuesto, cuando el tiempo parece fluir tan lentamente? Las experiencias intensas acortan el Tiempo, la ausencia de experiencias, lo alargan. Einstein dijo: “Mas ocurre, menos tiempo.”
Supongamos que bajo sus ojos se presentan las diferentes y sucesivas etapas del crecimiento de un árbol, como en una pantalla de cine. ¿Qué sentiríamos acerca del Tiempo?
Nuestra vida hasta alcanzar la edad responsable, ordinaria y normalmente pasa con el crecimiento, que desenrolla los resortes, uno por uno: la infancia, la niñez, la adolescencia, la adultez. Una adolescencia prematura es considerada anormal porque nosotros tenemos estas etapas en la mente, pero la adultez presenta fases desordenadas, sin ninguna sucesión ordenada. G. dice que el tiempo es normal hasta la edad responsable y luego nos “juega bromas”, como se dijo arriba. Esto es debido a que los tres centros actúan, sin ninguna supervisión, sino accidentalmente en respuesta a los accidentes desde adentro. El regulador natural es removido en la edad responsable. Cuando este estadio es pasado, un nuevo regulador debería ser aplicado por cada individuo.
La diferencia entre el estado dormido y el estado despierto es que en el estado despierto, los tres centros están conectados magnéticamente.
En el estado dormido, hay una tendencia en cada centro de imitar a los otros dos, un hipnotismo mutuo, una interrelación innecesaria entre las cejas y el pensamiento, por ej. Esta actividad del centro motor no es necesaria, y allí hay mucho desperdicio de energía a través de este hipnotismo mutuo. La falta de este hipnotismo es una explicación parcial del rápido pase del tiempo en los sueños. Hasta la juventud, incluyéndola, hay como un mecanismo de relojería ordenado, luego comienza el paso acelerado del tiempo. En la niñez temprana, la ligadura magnética no está formada, se aproxima a un estado dormido. El niño comienza lentamente a “despertar”, cuando la ligadura magnética se forma. Entonces es imposible “actuar con la impulsividad infantil,” o sea desde un centro solo, se llama a los otros centros. Es posible quebrar esta ligadura magnética a través de las drogas, pero los esfuerzos del centro instintivo son tan deletéreos, que es frecuentemente imposible restaurar esta ligadura magnética o el centro instintivo quizás haya sido destruido. Es preferible usar la droga psicológica del ESFUERZO.
Si nos encogiéramos en esta habitación hasta no ser más que un punto, ningún cambio sería notado. G. da un ejemplo: la vida en una gota de agua.
El título de este capítulo del Libro es La comprensión relativa del tiempo.
El tiempo es la potencialidad de la Experiencia. La duración del tiempo es la cuerda (del reloj) que se ha dado en cada centro; y el Tiempo Objetivo es el número de experiencias potencialmente contenidas en cada centro en cuestión. ¿Qué capacidad de experiencias cada centro contiene? Estas experiencias pueden ser sucesivas o con intervalos, simultáneamente o secuencialmente. El tiempo de nuestras vidas dependerá de la frecuencia con que estas potencialidades se acaben, por la experiencia, o sea subjetivamente.
Accidentalmente ciertas experiencias difíciles con la gente, nos causan que las cuerdas se acabe en pocos minutos, o días, o meses, o años de desenrollarse las cuerdas de las potencialidades. No podemos decir “nuestras” experiencias cuando ellas nos pasan y pasan tan rápido para nosotros que no podemos darnos cuenta simultáneamente de ellas y entonces aprovecharlas, demasiado rápido para que nosotros las usemos. El tiempo es en este sentido personal. Esto no significa que si todos los seres tuvieran el regulador operando normalmente, el tiempo se desenrollaría en el mismo tiempo, sino que cada uno obtendría el beneficio máximo posible de él.
Por ejemplo, hay dos hombres, uno gasta cien y otro, mil dólares. Cada uno lo gasta con un propósito, la medida del tiempo no es la cantidad, sino la manera de gastarlo, una diferencia en el modo de experimentarlo. El flujo del tiempo podría ser experimentado idénticamente por todos los seres o cosmos (humanos, planetas, soles, Vía Láctea, el universo de los universos).
El movimiento es con respecto al Espacio y al Tiempo.
El Tiempo es positivo…………….El Padre
El Espacio es negativo……………La Madre
El Movimiento es la vida. Nuestra visualización de estos tres objetos, por consiguiente es tridimensional.
Ahora experimentamos anormalmente debido a que la suerte puede en cualquier momento acabar con nuestras potencialidades, sea a través del movimiento, del pensamiento, del sentimiento. Si estuviéramos en control, podríamos elegir, esta posibilidad significaría un uso adecuado del tiempo. Se dice que “tenemos muy poco tiempo”, y significa que tenemos muy pocas potencialidades sin realizar
Orage lee el Capitulo.
Los hombres usan como unidad del tiempo el año, que es la revolución del planeta alrededor del sol. Los ancestros tomaban como unidad un periodo más largo que este. Tomamos el año debido a la división en estaciones. El centro instintivo está ligado a las estaciones. Pero hay también estaciones emocionales y mentales. Una cierta estación emocional, por ejemplo dura 99 años. El periodo de una estación mental se extiende durante la era de una civilización.
¿En qué estación mental he nacido? ¿En qué estación emocional? El año instintivo es para los niños, el año emocional para los artistas, el año mental para los científicos reales. Para ciertos ancestros estas estaciones internas eran más importantes que las externas.
Es posible conocer el Tiempo, solo en forma relativa: no puede ser comprendido por la razón, ni puede ser sentido.
Los diferentes cosmos tienen todos octavas, la única diferencia está en la escala, el elemento del tiempo es el mismo, el orden de despliegue de experiencias. La forma en que actúa es la misma, pero la duración es diferente. No hay fin en las octavas (en número). Solo el tiempo permanece único, es el Único Subjetivo. La Subjetividad es la potencialidad de las experiencias. Donde hubiera un proceso, no importa en cual escala, el tiempo le dará el sabor de sí. Para una criatura en una gota de agua, el tiempo se hace a si mismo microscópico y les da a esos seres las mismas secuencias. El proceso de la experiencia, el flujo del tiempo, es como el nuestro, como el de los seres de otros cosmos. Los seres en la gota de agua tienen las mismas relaciones armónicas: nacen, crecen, se casan, se enferman, mueren, son destruidos. Ellos tienen inviernos, primaveras, veranos, otoños.
El tiempo nunca viene objetivamente dentro de la existencia y nunca puede ser un objeto. Él es el Potencial Infinito, Subjetivo. El potencial objetivo es la realización. El tiempo es el potencial absoluto de todas las experiencias.
Nadie de nosotros vive nuestro tiempo natural ni experimenta el tiempo normalmente, debido a que nuestros tres centros no están ligados normalmente, debido a que no están bajo un regulador. De allí que no tenemos una comprensión normal del Tiempo como aquellos que están desarrollados plenamente y que no experimentan el tiempo tan acelerado que no puedan beneficiarse de él.